Cómo cuidar la piel madura

01 Octubre 2019
Belleza
Cómo Cuidar La Piel Madura 1/1

Desde que nacemos el proceso de envejecimiento se inicia, pero no es hasta casi los 25-40 años cuando se empieza a hacer evidente el paso del tiempo en la piel. Aunque es un proceso natural e inevitable, pueden aliviarse sus efectos y evitar un envejecimiento prematuro de la piel con un estilo de vida saludable y el uso de cosmética natural. 

 

Al ir sumando años la piel pierde elasticidad, turgencia y tonicidad, se vuelve más frágil y fina. El envejecimiento de la piel aparece por factores internos y externos. El clima, la radiación solar, la contaminación, además de hábitos no saludables, como una mala dieta, el tabaco, etc. perjudican la piel. A nivel interno, la genética y el sistema hormonal afectan al envejecimiento. Durante la menopausia se reducen los estrógenos, las hormonas sexuales femeninas, acentuando el envejecimiento natural de la piel.

 

Con el paso del tiempo la piel se vuelve más delgada y débil. La epidermis, la parte más superficial, se adelgaza y debilita y la dermis, la parte más profunda, también disminuye y se vuelve irregular. Se pierde colágeno, que da firmeza a la piel; se reduce la elastina, responsable de la elasticidad, y disminuyen las grasas y ácidos que retienen la humedad. Los melanocitos, las células que contiene el pigmento, encargados de broncear la piel, se vuelven menos eficaces, eso reduce la protección de la piel ante el sol y la aparición de manchas.

 

La piel madura necesita de una rutina básica: limpieza, tonificación e hidratación, pero con un extra de principios activos para reforzar la piel.

 

1. HIDRÁTATE POR DENTRO Y POR FUERA

A medida que aumenta nuestra edad disminuye el grosor de nuestra epidermis. La primera capa de la piel se reseca con más facilidad y necesita una ayuda extra para mantenerse igual de jugosa que antes.

 

Bebe grandes cantidades de líquidos y lávate la cara con agua fría al despertar y antes de acostarte. 

 

Para ponerte en marcha desde primera hora de la mañana, puedes comenzar el día con un desayuno de batido Esencial, que además de hidratarte te dará multitud de vitaminas y te llenará de energía.

 

2. DIETA VARIADA = PIEL SANA

La alimentación es igual de importante a cualquier edad, pero a medida que cumplimos años debemos prestar un cuidado especial a todo lo que nos llevamos a la boca. 

 

La piel es un reflejo fiel de cómo nos cuidamos y las toxinas provocadas por una mala alimentación pueden convertirla en un lienzo apagado y falto de brillo. Por eso debes añadir a tu lista de la compra ciertos alimentos ricos en vitaminas y sustancias que mejoran la elasticidad de la piel, como los siguientes grupos:

 

  • Opta por cualquier alimento con Vitamina C. Estimulan la producción de colágeno natural de nuestra piel, como arándanos, pimientos, espinacas, tomates y cítricos.
  • Busca alimentos con Omega-3, que ayudan a humectar la piel y mantenerla hidratada, como la yema de huevo, los pescados azules, mariscos y frutos secos.
  • También te ayudarán los alimentos ricos en zinc, como las ostras, las sardinas y las semillas de calabaza. El zinc mantiene tu piel más suave.

 

No olvides que la piel es el músculo más grande de nuestro cuerpo, así que mantente en forma y evita las dietas extremas. A mayor edad, menor elasticidad de la piel, por lo que será más complicado que vuelva a su sitio y sufrirá más que antes. Si encuentras el equilibrio, tu piel se mantendrá en su lugar.

 

3. ES EL MOMENTO DE USAR TRATAMIENTOS ESPECÍFICOS

A partir de los 40 la piel pierde tono y brillo, pero con el tratamiento adecuado es posible evitar la flacidez sin cirugía y devolverle a tu cara esa energía que sientes por dentro.

 

Nuestra Crema estrella es la Crema Antiarrugas Protección Solar Alta. 

Contiene una triple acción que hidrata las pieles más exigentes, tiene efecto tensor y reparador y al mismo tiempo hace de pantalla solar para evitar las quemaduras y la aparición de manchas. Su uso prolongado deja el cutis más uniforme. Debe utilizarse como crema de día. Aplicar antes de la exposición al sol y repetir su aplicación después del baño.

 

Y por las noches nuestra Crema Antiarrugas Reafirmante Edición limitada – Crema Noche. 

Actúa reestructurando, nutriendo e hidratando la piel pensada especialmente para cuidar tu piel por la noche. Sus principios activos estimulan la actividad celular favoreciendo de forma progresiva la eliminación de arrugas y líneas de expresión, a la vez que reafirman las pieles flácidas y deshidratadas. Antienvejecimiento, reafirmante, regenerador celular, nutritiva, hidratante, antioxidante y anti radicales libre.  

4. NO HAY EDAD PARA DEJAR DE CUIDARSE

Muchas mujeres dejan de cuidar su piel a partir de los 60 porque notan que las cremas ya no hacen efecto. Pero es un error que debes evitar.

Para mantener la piel hidratada, con elasticidad y libre de manchas a esas edades hay que optar por cremas que vayan un paso por delante. 

Esta crema recomendada para pieles maduras de cumple su objetivo: suaviza los relieves y devuelve la elasticidad, para que la piel siga rebosando vitalidad.

En la marca de nuestro grupo Farmavella.com nuestro objetivo es ofrecerte lo mejor en productos naturales. Nos importa tu salud y queremos cuidarte por dentro y por fuera solo con calidad.