Jengibre

Jengibre - Foto 1/1
3,71
1 KG APROX.
El jengibre es un tubérculo blanco que tiene un tallo de hasta 90 centímetros, unas hojas alargadas y finas y unas flores con forma de mariposa. Es famoso por los usos medicinales que tenían en la cultura tradicional china

El jengibre es una verdura procedente de Asia y la India que en la antigüedad era considerada mágica. Griegos y romanos fueron grandes consumidores de esta verdura y los árabes siguieron su comercialización tras la caída del imperio romano. Los primeros datos que se tienen del jengibre proceden de hace más de 5000 años cuando un emperador chino trasmitió las propiedades medicinales del jengibre al resto de población, fue en este momento cuando comenzó a cultivarse y a utilizarse con fines medicinales. Su consumo llegó en la Edad Media, lo utilizaban para postres, dulces y tartas.

El jengibre es un gran analgésico, alivia los dolores de cabeza, de barriga, musculares…


EL jengibre es rico en vitaminas como la vitamina A o la C, en minerales como el calcio o el fosforo y proteínas. El jengibre se usa tanto en la cocina para dar un toque picante y potente a las comidas, como en la medicina tanto en la industria para hacer enjuagues bucales o pastas de dientes como en remedios naturales. El jengibre se cultiva en todas las zonas tropicales del mundo y se recolecta durante los meses de invierno.

El jengibre evita las náuseas durante el embarazo, previene los mareos en los viajes, es antiinflamatorio y analgésico. Es un gran aliado del sistema digestivo porque ayuda a que la digestión se realice correctamente y evita los gases, además reduce el colesterol y evita los resfriados. La parte que se consume del jengibre es el rizoma, un tubérculo de forma uniforme y de carne dura. Su piel es rugosa y tiene un color entre blanco y marrón, su carne es compacta y de color vainilla. El sabor del jengibre es fuerte, tiene un toque picante parecido al ajo.